1
PDFImprimirCorreo electrónico
anigif fest

CBA JAZZ FESTIVAL 2018

Festival internacional de Jazz de Córdoba

10° edición

:: Del 14 al 19 de noviembre, Cocina de Culturas es Jazz Club Nocturno ::

Cocina de Culturas participa por 8° año consecutivo de este festival, abriendo la sala al público por la noche  en formato de jazz club y ofreciendo espectáculos de alta calidad, con la presencia de artistas locales y extranjeros.
La entrada es libre y gratuita hasta agotar capacidad de sala.


:: P R O G R A M A C I Ó N ::

Estos son los conciertos que podrás disfrutar en Cocina de Culturas


MIÉRCOLES 14, 22HS.| Homenaje a Juan Carlos Ciallella.
JUEVES 15, 22.30HS.| David Kikoski y Tano Trío
VIERNES 16, 22.30HS.| David Becker Quartet
SÁBADO 17, 22.30HS.| Marcelo Coelho McLav-In
DOMINGO 18, 22.30HS.| Eric Seva Quartet
LUNES 19, 22HS.| Felipe Cabrera & Latin Jam de Córdoba

:: Además ::
Muestra Fotográfica “Jazz Play”, de Julio Audisio y Marcos Allende Ferranti, fotógrafos oficiales del Festival Internacional de Jazz de Córdoba.


- Más información -


Miércoles 14 de noviembre, 22hs.
HOMENAJE A JUAN CARLOS CIALLELLA

Juan Carlos Ciallella (piano, arreglos y dirección musical), Gabriel Cáceres (bajo), Alberto Saturno (batería), Maximiliano Olocco (voz).

Invitados especiales: Pierina Ciallella (voz), Juan Carlos Pesci (piano), Pérez Gallo Santiago (flauta), Gabriel Libro (piano),  Javier Montenegro (guitarra), Román Carballo guitarra), Gustavo Gancedo (guitarra), Julián Heredia (piano), Boris Bobrow (violín), Andrés Gastón (voz), Milton Arias (bajo).

Entrada libre y gratuita hasta agotar capacidad de sala.

Verdadero artífice de la música en Córdoba Juan Carlos Ciallella será homenajeado el viernes 14 de noviembre. A partir de las 22 horas en Cocina de Culturas, y en el marco de la décima edición del Festival de Jazz de Córdoba, quien fue el fundador y primer director de la la carrera de Composición Musical con Orientación en Música Popular de la Universidad Nacional de Villa María, recibirá una placa en reconocimiento a su trayectoria y a los aportes a la cultura de nuestra provincia.

Sanjuanino de nacimiento, pero cordobés por adopción desde el año 1976, Ciallella fue el creador del proyecto que dio lugar a la carrera en el año 1998. Se trata de un trayecto académico que se ha transformado en una referencia para la música popular y que por tal motivo convoca año tras año a estudiantes provenientes de todos los rincones de la provincia. Es también un apasionado del jazz que ha cultivado su pasión con el renombrado grupo “So What” en alusión inequívoca al tema de apertura del disco Kind of Blue, del genial Miles Davis.
A lo largo de los años ha forjado vocaciones artísticas en innumerable cantidad de alumnos que desfilaron por la Universidad de Villa María.
De una voluntad y una ética inquebrantable, Juan Carlos Ciallella es uno de los referentes culturales que hacen de Córdoba motivo de orgullo.


Por supuesto que el reconocimiento estará rodeado de la música que tanto ha ayudado a desarrollar.


Para ver y escuchar: https://youtu.be/HjXjsa4x6-U

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Jueves 15 de noviembre, 22.30hs.

DAVID KIKOSKI & TANO TRÍO

David Kikoski (piano), Juan Chiavassa (batería), Daniele Germani (saxo alto) Stefano Battaflia (contrabajo)
Entrada libre y gratuita hasta agotar capacidad de sala.


Año 2011. El 4 de diciembre llegaba a Córdoba la Mingus Dinasty, un all-stars de músicos dedicados a reivindicar el arte del maestro Charles. Más allá de algunas diferencias sobre este o cual músico, un consenso unánime recayó sobre el pianista. Y un calificativo contundente: superlativo. El nombre del hombre de las teclas era David Kikoski.  Siete años después vuelve a Córdoba el pianista nacido en New Jersey en 1961.

Puede ser intenso, puede ser melódico, puede ser rítmico, puede ser íntimo, puede ser expresivo. Y todo lo puede sin imposturas, con la naturalidad propia de un músico para el que el lenguaje del jazz fue desde siempre su lengua materna. Haciendo sus primeras incursiones en el piano con solo seis años, impulsado por su padre, también pianista, David Kikoski encontró rápidamente su vocación. Luego solo tuvo que desenredar la madeja. Pasó por la Berklee y rápidamente decidió asentarse en Nueva York. Cuando a mediados de los ‘80 Roy Haynes lo escuchó, no dudó un instante en convocarlo para integrar su banda. “David Kikoski puede tocarlo todo” dijo el genial Haynes sobre los atributos del pianista y no se desprendió de él hasta bien entrada la década pasada.

Chris Potter, John Scofield, Joe Henderson, Dave Holland, Jeff “Tain” Watts, Larry Grenadier, John Patitucci, Joey Baron, Michael Brecker, Christian McBride, Mike Stern y podríamos seguir varias líneas más. Todos ellos han tocado con Kikoski y gustosos lo volverían a hacer. Con una veintena de discos a su nombre y más de cien como sesionista, es hoy uno de los pianistas más importantes de la línea principal del jazz. Con una preferencia, como la mayoría de los pianistas que como él tienen un torbellino de ideas en la cabeza, por el trío de piano, no deja sin embargo de llevar su swing a distintos formatos.  Pero siempre con la intensidad, como buen discípulo de McCoy Tyner, de un trabajo armónico persistente y una delicadeza notable para los voicings.

Viene a Córdoba con el Tano Trío, una joven formación italiana que recientemente registró su primer trabajo con Leo Genovese como músico invitado (Juan Chiavassa, el baterista, es coterráneo de Genovese, nativo también de Venado Tuerto). El trío trabaja en función de los espacios y la fuerte vocación melódica de su saxofonista Daniele Germani. Un combo de exalumnos de la Berklee prohijados por el reconocido pianista quien, desde el año pasado, los ha acompañado en sus presentaciones por distintos escenarios europeos.

Thelonius Monk dijo en una oportunidad que, dependiendo de la imaginación,  una nota podía ser pequeña como un alfiler o tan grande como el mundo. La inventiva infinita de David Kikoski hace de esta idea un credo.


Para ver y escuchar: https://youtu.be/FbgA_3uwgic

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Viernes 16 de noviembre, 22.30hs.

DAVID BECKER QUARTET

David Becker (guitarra), Juampy Juárez (guitarra), Milton Arias (bajo), Lucas Ramirez (batería).
Entrada libre y gratuita hasta agotar capacidad de sala.


Considerado por sus pares como uno de los guitarristas más influyentes de la actualidad, David Becker viene transitando los caminos del jazz y la fusión desde principios de la década del ‘80. Un verdadero virtuoso de su instrumento (un estudioso, difusor y gran docente) que a partir de la formación del grupo David Becker Tribune, junto a su hermano y baterista Bruce Becker, ha forjado una carrera consistente.
Compartió escenarios con Chick Corea, Miles Davis, Michael Brecker y ha tocado a la par de guitarristas de la talla de John Abercrombie, Kenny Burrell, Larry Coryel, Atilla Zoller y Joe Dorio (con quien grabó el aclamado disco The Color of Sound).

En su búsqueda constante de ampliación de recursos y elementos técnicos capaces de incrementar las posibilidades de expresión, Becker se ha transformado en un trotamundos. Ha hecho de esta práctica un verdadero estilo de vida recorriendo hasta el día de la fecha 26 países. De hecho ha visitado nuestro país en numerosas oportunidades (maneja un fluido castellano) y en particular nuestra provincia a la cual le tiene particular cariño. Lo atestigua el disco Leaving Argentina y el tema Córdoba.  En el año 2010 grabó el disco Batavia, considerado por él mismo como su obra más personal, donde traduce a sonidos la experiencia de su abuela como prisionera de guerra, en Jakarta, durante la Segunda Guerra Mundial.

Es prolífica también su actividad como docente, brindando clínicas por todo el mundo y escribiendo libros de técnica instrumental.

Se presentará en Cocina de Culturas, fiel a su tendencia de adentrarse en los lugares  que visita, junto a músicos locales de primera línea: un porteño consagrado como es Juampy Juárez, el gran Milton Arias en bajo y el baterista Lucas Ramírez.


Para ver y escuchar: https://youtu.be/WceCvIF7BMQ


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Sábado 17 de noviembre, 22.30hs.

MARCELO COELHO MCLAV-IN

Marcelo Coelho (saxofones & efectos), Saulo Martins (piano eléctrico), Glécio Nascimento (bajo), Abner Paul (batería).

Entrada libre y gratuita hasta agotar capacidad de sala.

En varias oportunidades la música de Brasil ha dicho presente en el CBA Jazz. En el año 2010 el dúo de Gilson Peranzetta y Mauro Senise deslumbró a la audiencia convocada en el Teatro San Martín, la sexta edición recibió al Sarcotia Trío y el año pasado el extraordinario sexteto de André Marques cautivó a los asistentes de Cocina de Culturas.

Si alguna conclusión podemos sacar es que el nivel musical del país vecino es deslumbrante. También que sus tradiciones se filtran en cada poro del jazz que ejecutan. En este sentido, el jazz le sirve a la música brasileña para prolongar el efecto de la música vernácula. Pero también está claro que la modalidad de apropiación es variable. Y cada uno de los músicos que pisaron Córdoba mostraron una idea diferente sobre qué hacer. Una alquimia creativa distinta. Este año, la décima edición del Festival de Jazz de Córdoba contará con la presencia del Marcelo Coelho & McLav-In. A la cabeza de su grupo, Marcelo Coelho exhibe varias aristas. Combina parte de sus estudios musicales donde vuelca los elementos fruto de sus pesquisas. Además de saxofonista, compositor, arreglador y docente, ha sido investigador de la Universidad de San Pablo (como resultado de sus investigaciones ha escrito un libro donde intenta sistematizar y conjugar dos elementos claves del jazz contemporáneo: la polirritmia y el jazz modal). Ese trabajo sobre la forma musical le ha permitido encauzar el torrente desbocado que muchas veces suele ser el jazz brasileño pero sin perder la vitalidad de sus tradiciones.

Los nombres con los que ha tocado van desde Hermeto Pascoal y Guinga hasta Dave Liebman y Bob Mintzer. A nombre propio ha registrado ocho discos: su disco debut Colagens fuertemente influido por Prime Directive de Dave Holland, Paralelas junto a músicos argentinos (Rodrigo Domínguez, Carto Brandán y Jerónimo Carmona), un proyecto con músicos escandinavos que se tituló Unx Pected, dos proyectos en colaboración con músicos franceses (el primero de ellos con la participación del gran violinista Didier Lockwood), Música de Selvagem y dos discos experimentales de saxo solo (tenor y soprano).

Sus estudios, su trayectoria y su origen paulista conforman la personalidad de un músico complejo, heterodoxo, que sin duda es hoy uno de los nombres fuertes del jazz de Brasil y Sudamérica.


Para ver y escuchar: https://youtu.be/Fb4YEaw8SO4

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Domingo 18 de noviembre, 22.30hs.

ERIC SEVA QUARTET

Eric Seva (saxos), Felipe Cabrera (contrabajo), Javier Girotto (saxos), Minino Garay (batería percusión) – Invitado Lionel Suarez (acordeón)

Entrada libre y gratuita hasta agotar capacidad de sala.

El jazz francés tiene una vocación inusual por buscar variaciones que puedan ayudar a construir una identidad propia. Ligada a esta característica, existe también una cualidad cosmopolita que se ha profundizado en los últimos veinte años.
Eric Sevá es un saxofonista que el público de Córdoba tuvo la oportunidad de ver en el año 2015 cuando se presentó en nuestra ciudad la cantante francesa ZAZ. Como parte de su banda ha recorrido el mundo dando rienda suelta a un espíritu que él mismo define como una tendencia “al vagabundeo artístico”. Es también un músico comprometido que en el año 2015 para su disco Nomade Sonore compuso dos temas, Grafitti Celtique y Cheeky Monkey, en memoria de los doce muertos del atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo.

Desde temprana edad Eric estuvo vinculado a la música a través de la influencia de su padre, un tornero que los fines de semana dirigía una orquesta de baile en su Marmande natal, al oeste de Francia. Ya en su etapa de formación Sevá comenzó sus estudios formales en la Escuela Normal de Música de París volviendo, por supuesto, todos los fines de semana a su pueblo de origen para tocar con la orquesta del padre.

Una figura clave para su crecimiento artístico fue Dave Liebman con quien se encontró en 1990 en Nueva York y lo ayudó a forjar su personalidad musical contemplando sus inquietudes y orientando su estilo instrumental. Con el tiempo fue haciéndose un nombre, sobretodo a partir de su desempeño extraordinario en el saxo barítono. Didier Lockwood, el exigente Michel Legrand y David Krakauer son algunos de los músicos con los que se codeó. A comienzos de la década pasada integró la ONJ por invitación del entonces director artístico, Franck Tortiller registrando el disco Electrique y el tributo a la música de Led Zeppelin Close To Heaven.

Sus trabajos como compositor fueron despuntando lentamente configurando al día de hoy una gran capacidad para alimentar su propio repertorio. Sus composiciones se caracterizan por un entrecruzamiento de voces permanente, gran espacio para la improvisación y una dinámica notable. Esto último, quizás sea fruto de su concepción de la composición como “una historia musical”.

Amante del blues y el rhythm & blues (en diversas entrevistas ha reconocido la influencia de King Curtis en su estilo explosivo) en el año 2017 editó el disco Body & Blues un sentido homenaje al género que considera “madre de toda la música improvisada”.

Presentará al público de Córdoba un proyecto inédito, que no puede iniciar en otro lugar que no sea nuestra ciudad. Proyecto del cual participa Minino Garay y Javier Girotto, músicos  que le dan una impronta excluyente. Al frente, como las mejores formaciones del jazz moderno, dos vientos en plena disputa musical, Girotto y el propio Sevá. Se completa con el sabor cubano de Felipe Cabrera en el contrabajo, la tensión rítmica de Minino Garay y el francés Lionel Suárez, experto en musette, en acordeón.

¿En qué universo pueden cruzarse estas trayectorias vagabundas? En el universo de la música, sin duda.


Para ver y escuchar: https://youtu.be/GNHZeNQec-Y

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Lunes 19 de noviembre, 22hs.
FELIPE CABRERA & LATIN JAM DE CÓRDOBA

Felipe Cabrera (bajo y dirección), Diego Tercel (congas), Lucas Millicay (timbal), Martín Barroso (piano), Fede Seimandi (bajo).

Entrada libre y gratuita hasta agotar capacidad de sala.

Generalmente se asocia el concepto de jazz cubano a nombres de una primera generación como Mario Bauzá, Chano Pozo, Bebo Valdés, Mongo Santamaría y Cachao. En segundo término, los nombres surgidos de la extraordinaria banda Irakere: Paquito De Rivera, Arturo Sandoval y Chucho Valdés. Pero excepto el nombre de Gonzalo Rubalcaba, pocos reconocen las generaciones posteriores.

Si bien Felipe Cabrera, discípulo de Cachaíto, es contemporáneo de Rubalcaba, su nombre se asocia a la nueva generación de músicos surgidos de la isla. Tal vez junto al pianista Harold López Nussa que participó del laureado disco Ninety Miles (Stefon Harris, Christian Scott y David Sánchez) y Francisco Mela (presente en dos ediciones del CBA Jazz junto a Leo Genovese) sean los músicos más representativos del denominado “nuevo jazz cubano”. Y si bien la revolución cubana, en su vocación refundacional, incorporó una serie de pautas culturales ajenas a las particularidades de su pueblo (la tradición de la música europea a partir de la influencia soviética), la profunda raigambre de los ritmos afroamericanos fue el motor de las geniales fusiones que se generaron y se siguen generando.

Sin embargo, el jazz en la música cubana no ha operado como sustento de la tradición, sino más bien como motor de las distintas mutaciones. Es quizás el verdadero logro del “canibalismo cultural” (como diría Cyro Baptista) cubano.

Luego de una formación clásica (la pauta cultural de la revolución) Cabrera se encolumnó detrás de su verdadero maestro  Orlando “Cachaíto” López. Durante catorce años, junto a Horacio “El Negro” Hernández, integró el grupo de Rubalcaba y acompañó a artistas de la talla de Santiago Feliú, Changuito Quintana y Sergio Vitier. Pero en 1999 Felipe Cabrera se radica en París y comienza una nueva etapa de su vida. Allí logra granjearse el reconocimiento del público y la crítica pero por sobre todo de sus pares que lo empiezan a convocar para sus proyectos. Forma parte del primer disco (y el mejor) de Orishas A lo Cubano y toca con nombres ilustres como Chico Freeman, Eddy Palmieri y Chano Domínguez.

Pero su talento no se acaba en el rol de instrumentista. Ha dado sobradas muestras de sus dotes como compositor y arreglador a través de su propia discografía, en la que resuena la música cubana como un telón de fondo pero hay una marcada búsqueda de nuevas sonoridades, siempre al cruce con otras músicas.

Subirá al escenario de Cocina de Culturas acompañado por la banda “Latin Jam de Cba”, agrupación local que desde el año 2016 viene desandando los caminos del latin jazz dentro de un esquema en el cual la improvisación adquiere un rol fundamental.


Para ver y escuchar: https://youtu.be/RF8d2sRsR1Y

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

MUESTRA| “JAZZ PLAY”
De  Julio Audisio y Marcos Allende Ferranti, fotógrafos oficiales del Festival Internacional de Jazz de Córdoba.

Gratis


La Instalación Fotografica ¨Jazz Play¨ expone la búsqueda de autor de Julio Audisio y Marcos Allende Ferranti, en un trabajo conjunto a través de los años, como fotógrafos oficiales del Festival Internacional de Jazz de Córdoba.

El jazz, como género musical, tiene una fuerte impronta de trabajo conjunto en su interpretación. Los fotógrafos parten de esa premisa y llegan a una creación donde el documento, la fantasía y la improvisación son una propuesta constante. Mientras Allende aborda el tiempo y la tensión emocional, Audisio retrata las atmósferas y la metafísica del género. Y juntos generan una narrativa donde las estéticas personales se conjugan para construir una visión del jazz.
En sus fotografías conviven la tradición del género y el lenguaje experimental, donde  las imágenes remiten a los tiempos sincopados y las variaciones armónicas de este género musical.